Entrevista a Ángel López

Ángel López (05/04/1983, Madrid 🇪🇸). Este preparador físico madrileño empezó su precoz carrera en el Getafe donde compartió banquillo con nombres como Víctor Muñoz, Michel, Victor Sanchez del Amo o Luis García. En la temporada 2013/2014 emprendió junto con Cosmin Contra su primera aventura como segundo entrenador en el Petrolul Ploiesti de Rumanía para volver en la temporada siguiente al Getafe. En la temporada 2015, Ángel se marchó a China como segundo entrenador con Contra para entrenar al Guangzhou R&F.

Después de una larga trayectoria en el Getafe, ¿cómo se te plantea la oportunidad de marcharte a China con Cosmin Contra?

Efectivamente he estado 7 temporadas en el primer equipo del Getafe, trabajando con muchos cuerpos técnicos y con grandes entrenadores, hasta que decidí saltar de ser preparador físico a ser segundo entrenador, para ello me fui primero a Rumanía, donde entrenando al Petrolul Ploiesti tuvimos una gran experiencia, para retornar posteriormente a Getafe de nuevo pero esta vez como segundo entrenador.

¿Fue difícil tomar la decisión de fichar por el equipo chino?

La decisión de ir a China no fue nada sencilla de tomar ya que cuesta dejar la mejor liga del mundo deportivamente como es la española, pero era un momento en el que el club lo necesitaba a nivel económico y yo pensé también que podía abrirme nuevas fronteras en un país y en un continente futbolísticamente emergente, por lo que desde un inicio me ilusionó tremendamente esta nueva etapa que se me presentaba afrontándola con muchas ganas de progresar en el alto rendimiento.

Presentación del cuerpo técnico del Guangzhou R&F para la temporada 2015.

Llegáis al Guangzhou R&F tras una gran temporada del equipo al mando de Sven-Göran Eriksson, clasificado para la Champions de Asia 2015 y con alguna baja sensible en la plantilla ¿cómo os encontráis al equipo en comparación con el resto de conjuntos con los que habéis trabajado?

El impacto es importante, existen multitud de diferencias entre el fútbol europeo y el fútbol chino. Nos encontramos muchos problemas en el grupo de jugadores nada más aterrizar en China, existía una gran división entre los jugadores extranjeros y los futbolistas chinos, algo que intentamos resolver desde un inicio, además de jugadores extranjeros que no querían continuar en el club y con malos hábitos. La principal diferencia es que falta profesionalismo, exigencia y disciplina. No se trata de pagar grandes cantidades en traspasos o en fichas de jugadores, sino en organización y medios al alcance para conseguir crecer. Sin duda que cuesta hacerse con la confianza de los jugadores y de la directiva china, y más siendo extranjero, pero es algo lógico por el choque cultural aunque creo que poco a poco se irá globalizando.

El equipo técnicamente tenía un nivel más que aceptable como para hacer entrenamientos de gran calidad. El jugador medio chino, es dinámico y con buen toque de balón, a nivel físico deben cuidarse más sobre todo en cuanto a la alimentación, exigirse más en los entrenamientos y no caer en el acomodo. A nivel táctico les cuesta pensar de forma diferente a la que ellos creen, pero es algo que con el tiempo y por supuesto con resultados se consigue.

Ángel posa junto a su foto en un poster del Guangzhou R&F de la temporada 2015.

Pasada ya la temporada, ¿cómo valoras tu temporada en el fútbol chino tanto en lo deportivo como en lo personal y a que atribuyes el mal resultado deportivo?

Para mí la experiencia en China ha sido un regalo de la vida, muy positiva y enriquecedora, sin duda ahora soy mucho mejor entrenador. Deportivamente no debemos quedarnos sólo con los dos últimos meses malos, en un inicio se consiguió meter al equipo en Champions League Asiática por primera vez en la historia del club, clasificándonos en previas muy duras, especialmente la última en Australia a partido único y también iniciamos bien la liga. En Copa pasamos ronda hasta que fuimos eliminados a partido único y en campo rival contra el Shanghai de Eriksson, que en aquel momento era líder, y en un partido en el que fuimos por delante en el marcador gran parte del mismo y estuvo muy disputado hasta el final.

Si bien es cierto que analizando fríamente la situación, la plantilla no estaba confeccionada para jugar tres competiciones al máximo nivel, existía un 11 competitivo pero a partir de ahí el nivel descendía considerablemente. Fuimos a por todas desde un inicio en cada una de las competiciones, Liga, Champions y Copa, siendo un grupo de futbolistas que no estaba acostumbrado a este ritmo frenético de partidos, viajes y concentraciones. Esto afectó y mucho a la plantilla, teniendo una gran escasez de tiempo para entrenar y asimilar nuevas ideas debido a jugar 3 partidos por semana durante los primeros meses.

La dificultad del idioma y la necesidad de transmitir las ideas a través de un traductor también es complicado para un técnico extranjero, transmitir en el fútbol actual es fundamental para un entrenador, y sentir que no es tu voz la que llega a los futbolistas cuesta asimilar y hacerte a la idea.

Ángel López, Michel y Renatinho en un entrenamiento con el Guangzhou R&F.

¿Fue difícil cambiar Madrid por China en la vida diaria?

En cuanto a la vida en Guangzhou, debo decir que es una ciudad internacional y cosmopolita, puedes llevar el ritmo de vida que quieras, más hacia la cultura china o más tirando al estilo europeo, ciudad moderna y con muchas posibilidades. Personalmente intenté empaparme de la cultura y aprovechar la experiencia al máximo con un gran respeto y admiración, y sintiendo las dificultades de ser extranjero en un país tan diferente.

En el Guangzhou R&F tuvisteis la oportunidad de trabajar y conocer a algunos de los jugadores chinos más relevantes actualmente: Jiang Zhipeng y Yu Yang en defensa, Wang Song en el mediocentro y Lu Lin y Jiang Ning en la zona de ataque, ¿cómo ves el nivel futbolístico de estos jugadores y crees que estos jugadores u otros de la plantilla estarían al nivel de jugar el Europa?

La mayoría de estos jugadores que mencionas, tienen potencial como para hacerlo a nivel técnico-táctico, el ritmo de juego lo cogerían entrenando al lado de mejores jugadores, la cuestión mucha veces está también en la mentalidad del jugador chino. En varios jugadores pudimos sentir ciertos complejos de inferioridad al exponerse y tener que jugar en Champions fuera de China. Deben fortalecerse mentalmente y creer en sus capacidades y en sus posibilidades, esto no se consigue de un día para otro, por eso me da lástima no continuar en esta aventura. En España también nos pasó, no hace tanto tiempo, no sentíamos que pudiéramos pasar de cuartos de final en un gran campeonato de selecciones y ha costado años y generaciones dar ese cambio de mentalidad.

Si cogiéramos a Lin, Song, Ning o Zhipeng y les pusiéramos a entrenar aquí en España en un equipo profesional, a los dos meses conseguirían elevar su rendimiento notablemente, no hay mayor mejora del rendimiento para un futbolista que jugar al lado de buenos jugadores, para ello el jugador chino debe aceptar salir de sus fronteras, ser más ambicioso porque puede conseguirlo. Vemos que hay poquísimos jugadores chinos en Europa y no es por falta de capacidad técnica, táctica y física, se acerca más a una cuestión cultural de abrirse mentalmente y dar ese salto a querer triunfar donde el fútbol es el rey de los deportes.

Ángel junto a Li Bing y Cosmin Contra en un entrenamiento del Guangzhou R&F.

¿Cómo valoras el presente y futuro del fútbol chino?

Da la sensación que China tiene un gran plan para conquistar el fútbol mundial, esto no se consigue con traspasos millonarios y con fichas estratosféricas para los jugadores extranjeros exclusivamente.

Deben confiar en el técnico extranjero, con metodología diferente a la que están acostumbrados. Deben profesionalizarse más en medicina deportiva, con buenos doctores especializados en el alto rendimiento, con fisioterapeutas titulados y profesionales, con preparadores físicos y rehabilitadores de máximo nivel, con entrenadores de porteros con metodología europea, con analistas de los equipos rivales profesionales, con hábitos alimenticios y de descanso por parte de los jugadores propios de un futbolista profesional, etc. Esto exige esfuerzo, lucha y dedicación.

China conquistará el fútbol mundial cuando allí no vayan los jugadores exclusivamente por dinero sino porque sea una liga atractiva y con nivel alto, para ello deben abrir el cupo de extranjeros, esto no significa que no vayan a sobrevivir los jugadores chinos, es como en España antes de la ley Bosman, han pasado ya muchos años y el fútbol español y los futbolistas españoles no sólo se mantienen sino que han mejorado su nivel, permitir que haya porteros extranjeros para que desde Europa el que vea un partido de la liga de China no piense que es un fútbol amateur. Está bien la inversión económica pero tener mucho dinero no es ningún aval para el éxito final, deben saber gestionar e invertir estos grandes recursos económicos que tienen, por lo contrario, dentro de poco se cansarán de poner dinero porque los resultados no llegarán.

Desde las escuelas y academias con niños extremadamente pequeños se les está intentando inculcar el fútbol, que tengan acceso a ello y se inicien precozmente a jugar al fútbol me parece estupendo y muy saludable, no así la especialización precoz en el fútbol. Dejemos que los niños jueguen al fútbol de manera voluntaria, las horas de práctica voluntaria si son determinantes para el éxito final, entrenamiento reglados, dirigidos y estructurados en niños no son aconsejables para un deporte como el fútbol, esto no es atletismo, natación ni gimnasia artística, se debe dejar a los niños jugar de forma libre y espontánea y que comience su especialización a partir de los 13 o 14 años. En Argentina y Brasil, de donde salen tradicionalmente los mejores jugadores del fútbol mundial, no va nadie a la escuela a enseñarles a jugar al fútbol como pretende hacer ahora China, esos niños juegan en el patio, en los parques y en la calle donde disfrutan del placer por jugar de manera voluntaria y no reglada.

Actualmente me encuentro buscando una nueva aventura, ya en esta ocasión como entrenador principal y máximo responsable, sin duda me siento más preparado que nunca para entrenar en China, a pesar de que aparentemente la experiencia de la temporada pasada en resultados finales no fuera positiva, pienso que ese bagaje de entender China cultural y deportivamente hablando podrían llevarme a conseguir grandes objetivos.

Ángel López

Fecha de Nacimiento: 05/04/1983 Nacionalidad: 🇪🇸

Trayectoria:

• (2007/2013) Getafe 🇪🇸

• (2013/2014) Petrolul Ploiesti 🇷🇴

• (2014/2015) Getafe 🇪🇸

• (2015/2016) Guangzhou R&F 🇨🇳